Pregunta de la semana

Comparte este contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest




PREGUNTA DE LA SEMANA

¿Quién era Krishnamurti? ¿El vehículo de un Maestro? ¿Un filósofo? ¿Un místico? ¿Un renegado? ¿Qué enseñanza legó al mundo?

 





 

 

18 comentarios

  • => ¿Quién era Krishnamurti? ¿El vehículo de un Maestro? ¿Un filósofo? ¿Un místico? ¿Un renegado? ¿Qué enseñanza legó al mundo? <=

    Yo creo que era un ser humano muy consciente y muy desarrollado, pues rehusó la propuesta de endiosarlo en vida, que le tenia la señora Besant, quién lo quería proponer como un nuevo mesías.

    Superar una tentación tan grande, no debe ser fácil, y muestra inequívocamente lo grande que fue.

    • Fue un SER muy especial con un nivel alto de consciencia.Que cuando pensaban intronisarlo como Mesías renunció a todo ese poder y aclaro que era una persona común y corriente pero con nivel alto de consciencia.

  • Me topé con Krishnamurti a los 13 años… Creo que fue el hombre más influyente de mi vida… ahora a mis 22 años, sigo viendo sus charlas, sus libros y conversaciones con otros científicos, filósofos y sigo aprendiendo… Me niego a caracterizarlo, pero sin duda alguna puedo decir que fue el hombre más lúcido que haya conocido.

  • Lucho Gutiérrez Rojas

    Krishnamurti es un personaje que tenía mucho que transmitir, y lo hizo de una manera muy propia. Tal vez sea por eso que muchos grupos han intentado ignorarlo. Pero sus enseñanzas estan para que nosotros podamos leerlas y decidir si las aceptamos, o no.

  • Para mí, Krishnamurti fué (es) un hombre DESPIERTO en lo que eso significa de más profundo, claro, trascendiente y presente. Me acostumbro a llamarlo de filosofo del no pensamiento. Su enseñanza está en el presente y en la capacidad del hombre de contactarse con su interioridad, su oscuridad creativa, sin miedos y sin guías excepto él mismo. Es un no-pensador del futuro ya entre nosotros hoy; no tiene nada de las enseñanzas convencionales del esoterismo tradicional, rompe con ritos y ceremonias.

    De una manera que podria llamarse “escolastica libre”, Krishnamurti desciende del Buda, de Lao Tse, y también dá origen a gente como Melvin Wartella, Eckhart Tolle, Antonio Blay, dentre muchos otros.

    Tal vez el más importante no-pensador de nuestro tiempo.

  • Es un maestro que vio al hombre como un ser holístico, que debe desarrollarse a partir de sus limitaciones y posibilidades. Krishnamurti no perteneció a ninguna organización religiosa, secta o país, ni suscrito a ninguna escuela política o pensamiento ideológico. Todo lo contrario, mantenía que estos eran los factores mismos de la división entre seres humanos y la causa de conflictos y guerras. Insistía una y otra vez que ante todo somos seres humanos sin diferencias, sin importar nuestras culturas y creencias.

  • Que cada persona tiene que buscar su propia verdad, enseñandonos en no creer en dogmas, religiones, filosofias, ect… Fue y vivió como un hombre libre, coherente con su forma de pensar.

  • Pienso que era un filósofo místico muy práctico.

  • Fue un gran ser, pensador, filósofo…
    Tuvo que luchar, para que no le den una jaula dorada, debido a su gran pureza.
    A. Besant y Leadbeater, vieron en él a un gran Avatar.
    Intentó romper los moldes demasiados conocidos de mesianismo, ja que no hay que olvidar que estamos en una nueva era. Era que se debe distinguir por la singularidad del ser humano.
    La enseñanza es que debemos ser nosotros mismos, sin influencias de religión, dogmas… Vivir muy atentos y expectantes a los avatares de la vida.
    Hasta otra.
    Andreu

  • Krishnamurti fue un hombre despierto. Un gran revolucionario y la expresión de un gran ser.
    Un hombre honesto que aunque conocía lo oculto, dedico su trabajo para encaminar a las personas a hacer lo que nadie parece estar interesado por hacer. Conocerse a sí mismo en su vida ordinaria, enfrentar la miseria interior y verla tal cual es en las relaciones. Trabajo al que escapamos con todas las excentricidades del misticismo y el ocultismo que ciertamente ofrecen más satisfacción.
    Krishnamurti dió una gran lección a la humanidad con su vida y con la renuncia a convertirse en el mesías que todos esperaban. Es de notar que los grandes maestros siempre frustran a las humanidad en sus respectivas épocas, porque no se acomodan a las espectativas de sus seguidores, tal como lo ocurrió con Jesús y los judios. Sólo después de los siglos es que son reconocidos. Seguramente así pasará con krishnamurti.

  • ¿Quién era Krishnamurti? ¿El vehículo de un Maestro? ¿Un filósofo? ¿Un místico? ¿Un renegado? ¿Qué enseñanza legó al mundo?
    Es bastante difícil saber quién era Krishnamurti. Esa pregunta se hace reiteradamente en la biografía de Krishnamurti de PUPUL JAYAKAR, también se discute ampliamente en el libro de Mary Lutyens, Vida y muerte de Krishnamurti. Krishnamurti nunca reveló quién o qué cosa era “ Lo Otro” que se manifestaba en él. Krishnamurti en alguna ocasión manifestó que nadie había sabido que energía se había manifestado a través de su cuerpo.
    Israel Rojas sin intentar descifrar el misterio de Krishnamurti expresa en su libro MANUAL ROSACRUCISTA que “ Krishnamurti debe ser juzgado como el libertador del pensamiento en los actuales tiempos” . He seguido por años las enseñanzas de Krishnamurti y estoy convencido Krishnamurti es esencial en el elevación del grado se SER.

  • Mmmm!! con tan sólo dos comentarios sobre Krishnamurti me da mucho que pensar en cuanto al interés sobre este conocido escritor y orador en materia filosófica y espiritual. Sus principales temas incluían la revolución psicológica, el propósito de la meditación, las relaciones humanas, la naturaleza de la mente y cómo llevar a cabo un cambio positivo en la sociedad global. No se si es un problema del servidor que no incorpora los comentarios o es que no del interés personal de nuestros comentaristas.

    Nitya, describe que su hermano padecía fuertes dolores, se desmayaba, llamaba en lengua nativa a su madre, pedía que lo llevaran al bosque de la India y hablaba de la presencia de seres poderosos. Nitya afirma que era evidente un vaciado de la conciencia de Krishnamurti, junto a momentos en que sentía una gran presencia.
    “El 17 de agosto sentí un dolor agudo en la base de la nuca y tuve que reducir mi meditación a quince minutos. El dolor, en vez de mejorar como había esperado, empeoró. El clímax fue alcanzado el día 19. Yo no podía pensar, no era capaz de hacer nada, y mis amigos me obligaron a permanecer en cama. Luego quedé casi inconsciente, aunque me daba cuenta muy bien de lo que sucedía a mi alrededor. Volvía en mí diariamente cerca del mediodía. Ese primer día, mientras estaba en tal estado y más consciente de las cosas que me rodeaban, tuve la primera y más extraordinaria experiencia. Había un hombre reparando la carretera; ese hombre era yo mismo, yo era el pico que él sostenía, la piedra misma que él estaba rompiendo era parte de mí, la tierna hoja de hierba era mi propio ser y el árbol junto al hombre era yo. Casi podía sentir y pensar como el hombre que reparaba la carretera, podía sentir el viento pasando a través del árbol, y la pequeña hormiga sobre la hojita de pasto. Los pájaros, el polvo, y el mismo ruido eran parte de mí. Justo en ese momento pasaba un auto a cierta distancia; yo era el conductor, la maquina y las llantas. Conforme el auto se alejaba, yo también me alejaba de mí mismo. Yo estaba en todas las cosas o, más bien, todas las cosas estaban en mí, las inanimadas como las animadas, las montañas, el gusano y toda cosa viviente”, describirá Krishnamurti más tarde.

    Hacia el fin de sus terribles dolores, sostiene haber tenido visiones del Buda, de Maitreya y de otros maestros de la jerarquía oculta, según aseguraba Nitya en una carta a Annie Besant.

    “El proceso de Krishna ha dado ahora un definitivo paso adelante. La otra noche (…) todos sentimos un gran embate de poder en la casa, (…) Krishna vio al Señor y al Maestro; pienso que también vio la Estrella brillando afuera esa noche, porque todos nosotros experimentamos una intensa sensación de reverente temor (…). Después Krishnamurti me dijo que la corriente comenzó como de costumbre en la base de su espina dorsal y alcanzó la base posterior de su cuello, luego una parte pasó al lado izquierdo y la otra al lado derecho de la cabeza, y por fin se encontraron ambas en la frente; Cuando se encontraron, desde su frente surgió una llama. Ese es el desnudo resumen de lo que ocurrió; ninguno de nosotros sabe lo que ello significa, pero el poder era tan inmenso esa noche, que parece señalar una etapa definitiva. Presumo que debe significar la apertura del tercer ojo.”

    A continuación se muestra parte de un texto extraído de un diario de Krishnamurti titulado “El libro de la vida”, en el que se resume en gran medida el motivo que principalmente impulsó a Krishnamurti a difundir su mensaje por todo el mundo: el deseo de liberar al hombre y al mundo.

    “Si hemos de crear un mundo nuevo, una nueva civilización, un arte nuevo, no contaminado por la tradición, el miedo, las ambiciones, si hemos de originar juntos una nueva sociedad en la que no existan el «tú» y el «yo», sino lo nuestro, ¿no tiene que haber una mente que sea por completo anónima y que, por lo tanto, esté creativamente sola? Esto implica, ¿no es así?, que tiene que haber una rebelión contra el conformismo, contra la respetabilidad, porque el hombre respetable es el hombre mediocre, debido a que siempre desea algo; porque su felicidad depende de la influencia, o de lo que piensa su prójimo, su gurú, de lo que dice el Bhagavad Gita o los Upanishads o la Biblia o Cristo. Su mente jamás está sola. Ese hombre nunca camina solo, sino que siempre lo hace con un acompañante, el acompañante de sus ideas.

    ¿No es, acaso, importante descubrir, ver todo el significado de la interferencia, de la influencia, ver la afirmación del «yo», que es lo opuesto de lo anónimo? Viendo todo eso, surge inevitablemente la pregunta: ¿Es posible originar de inmediato ese estado de la mente libre de influencias, el cual no puede ser afectado por su propia experiencia ni por la experiencia de otros, ese estado de la mente incorruptible, sola? Únicamente entonces es posible dar origen a un mundo diferente, a una cultura y una sociedad diferentes donde puede existir la felicidad.”
    El libro de la vida de Khrishnamurti.

    • Un gran enigma, como lo dejan ver ese par de pasajes. Más allá de la situación producida en el seno de la teosofía, quedan las preguntas derivadas de los testimonios en que se percibe algo que sobrepasa nuestra comprensión y el afan constante de él por dejar preguntas en el aire, por crear una necesidad de ¿insatisfacción?, un estado permanente de cuestionamiento al yo, de ir más allá, de abandonar nuestro estéril espacio egoico. También están los relatos asociados a su presencia y a lo que esta emanaba, parte de su misterio.

  • Considero que Krishnamurti por practicar su prédica no fue un mero filósofo, sino ante todo fue un genial místico. Ese fue su legado “práctico”. Gran parte de su legado “teórico” tal vez se sintetiza en: “Debemos pues, en primer término, ver claramente la relación que existe entre el mundo y nosotros, y entonces quizá, si cambiamos nuestra vida, podrá haber un cambio radical y fundamental en el mundo en que vivimos.” (Vivir de instante en instante, pág. 25)

  • Elegido al azar, demostró sin saberlo que todos somos elegidos.

  • Sus enseñanzas son actuales y van a servir de soporte al nuevo ciclo. Sin embargo, creo que se olvidó del Maestro al cual le dedica su primer libro: “A los Pies del Maestro”. La semilla no fue propia, pero sí su desarrollo.

  • un ser humano que tuvo la oportunidad de darle un giro a su tiempo solo eso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *