Pregunta de la semana

Comparte este contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest




PREGUNTA DE LA SEMANA

¿Qué sentido espiritual tienen las enfermedades? ¿Es posible aprender de ellas?





 

 

 

27 comentarios

  • En el aspecto objetivo, la enfermedad es un indicativo que algo anda mal en nuestro cuerpo, y por lo tanto una alerta para que revisemos lo que hacemos, comemos, decimos, pensamos, etc., y tomemos correctivos para controlar el estado patógeno.
    En el ámbito subjetivo, la enfermedad es indicativo de un desajuste en nuestro cuerpo etérico, debido a mal uso del verbo (palabra, pensamiento, imaginación, energía generadora). Nuestro cuerpo etérico se desajusta cuando en nuestra vida hay odio, rencor, malicia, envidia, lujuria, etc.

    • ROBERTO IGNACIO BRENES FERNANDEZ FRC

      Definitivamente, yo no lo podria haber dicho mejor que como lo hizo Juan. Las enfermedades comienzan en el Cuerpo Eterico como consecuencia de nuestros pensamientos negativos y posteriormente se manifiestan en el Cuerpo Fisico. Hay algo que se debe saber respecto a las enfermedades, y eso es que, existen virus y bacterias que nos atacan que aunque no tiene que ver mucho con nosotros, si podemos reducir un poco su efecto por medio del fortalecimiento del campo electromagnetico de nuestro cuerpo, lo cual se puede lograr con una vida fisica, siquica y espiritual y mentalmente pura.

      En caso que nos sea dificil llevar la vida pura existen escuelas que enseñan como crear piramides de proteccion o campos de proteccion contra esos elementos.

      La enfermedad no estaba prevista en el plan original de Dios, sino que fue introducida como consecuencia de nuestros actos y pensamientos, pero como siempre no fue dado la forma de como lidiar con ella. La enfermedad es el Fuego Divino (Nous), que quema desde adentro, tratando de destruir la materia para liberar el Alma y volverla a mundo al que pertenece.

      Nuestro objetivo debe ser combatir la enfermedad y permanecer la mayor parte de tiempo posible en este plano de existencia a fin de poder adquirir la mayor cantidad posible de experiencia para nuestro ulterior desarrollo.

  • Mi experiencia personal me dice que la enfermedad ha sido el momento más afortunado de mi vida: Me fugue del hospital con anestesia local para una intervención, palabra textual del dentista, cuando le pregunto, después de recibir anestesia local, ¿Que va a efectuar Dr.? Un “raspado”. Da la casualidad que después de 46 años no se necesito mas de ninguna intervención hospitalaria. Aprendí como funciona mi organismo.

  • Antes de entrar en el tema es sumamente necesario un despistaje.

    En él habría que descartar las enfermedades inducidas desde fuera en la medida de que nuestra vulnerabilidad esté patente: es decir el 99%…..
    Casi nunca llegan a enseñar por el mismo motivo por el que se instauraron y se vivieron: en la inconsciencia….

    En las otras, si es para un aprendizaje. También en los traumatismos accidentales que postran o incapacitan…, siempre que haya consciencia…

    Nada es porque si, tampoco una recuperación completa y rápida, pues básicamente ninguna enfermedad llega para quedarse sino para hacer crisis en el sujeto y remitir, y de esa manera mostrar la necesidad de cambios sustanciales en el itinerario vital.
    Que no lo haga depende de la vulnerabilidad en todos los órdenes ADQUIRIDA durante su formación física, psíquica, espiritual y emocional…., antes y durante su vida.
    Cuando el sujeto no lo reconozca como una oportunidad de cambio necesario y el ego imposture al ser otorgando su poder a terceros, entonces se consignan las cronicidades e incluso la propia muerte…

    Estamos en el nivel de realización que estamos…( tiremos la tele y observemos).

    Los animales que comparten la vida con los humanos, participan energéticamente del devenir de sus tutores, éstos generalmente ignorantes del tamaño acto de generosidad de sus mascotas, que hasta derivan hacia ellos el padecimiento e incluso libran al dueño….

    http://www2.ulpgc.es/hege/almacen/download/41/41058/20060320_LP_01.pdf

    ( este enlace es una simple accesión al concepto pero ilustra…)

    La inmunidad o/y la rápida recuperación de enfermedades no inducidas casi siempre va unida a una adecuada formación personal y al bagaje que de otra vida se traiga, además de darle un sentido a ésta en pos de un trabajo a realizar y para el cual la persona siente que ha nacido (cuando lo siente).

    Sería muy parecido a lo que la biología confiere a las hembras con respecto a sus crias en el espacio de tiempo de total dependencia, tan parecido al amor incondicional, que es a lo que me refiero, y que en seres muy realizados vendria en su disco duro, de por vida y per tutti…

    El común de los mortales aún estamos lejos de tamaño control sobre nuestras vidas, y muchos dejan en manos de terceros sus aconteceres y les empoderan de sus devenires, enfermando y muriendo cuando otros les consignan y no cuando han hecho lo que han venido a hacer además de disfrutar bellamente de la vida…

    Cuantas vidas humanas y no humanas serán necesarias para que nos demos cuenta ?

  • La enfermedad es una desarmonia o descaruerdo entre la mente y el alma, que se manifiesta en el cuerpo. La enfermedad no importa, importa el enfermo, por tanto lo que cada uno aprende de una enfermedad, si entendemos el mensaje que significa y que evidencia el deacuerdo que menciono; entonces crecemos en el camino de recordar a qué vinimos como espíritu.

  • Gabriela Morales Estrada

    Definitivamente si, las enfermedades cambian a la gente y tienen la particularidad de acercarnos más a la vida espiritual. El miedo a la muerte creo que es el mayor motivador

  • Mi aporte es desde la posición de haber acompañado personas enfermas terminales y visitar geriátricos los cuales suelen ser algo bastante duro de confrontar, mas alla de que los sufrientes no sean nuestros seres queridos o parientes.
    Intervengo porque me parece algo ligero para un paciente, que se indique que la enfermedades conscientes enseñan, o que son oportunidades para que uno pueda autocurarse –deduciendo que si no se produce esto, el paciente muere porque no lo intento lo suficiente, o que aparecen por desajustes internos –aumentando mas el desequilibrio existente sobre el paciente por tal aseveración o que no somos puros.
    Por otra parte, no me parece que hasta ahora haya intervenido en las respuestas alguien relacionado con el arte de curar –independientemente del tipo de sistema o incluso su procedencia-; mi opinión al respecto será desde la posición de alguien que durante décadas investiga, lee, practica y observa los resultados de la aplicación de variadas metodologías, incluida la alopática, para la “intención de curar las enfermedades y dolores de nuestros semejantes” y que, a mi entender, pude sacar de útil de su manifestación.
    En principio parecería que algunos de los participantes conocen individuos o incluso”escuelas” que pueden enseñar a vivir una vida pura en todos los planos y que ello mejora el campo electromagnético del cuerpo y mejora la salud. Seria interesante conocer a que campos se refiere, los terrestres naturales, los creados por el hombre, los extraterrestres ionizantes, etc. Aquí hay data para tipificar de que hablamos http://www.who.int/peh-emf/about/WhatisEMF/es/ . Por otra parte, los campos magnéticos débiles pueden cambiar la concentración de radicales libres y las tasas de crecimiento de las células cancerosas http://ecee.colorado.edu/~ecen4341/supplement/Barnes%20Greenebaum%20IEEE%20article%20March%202016.pdf por lo que el tema de la protección de tales campos es un estudio profundo y extremadamente técnico y por ello su tratamiento me parece más serio que simplemente construir una campana de luz mental, por decir un ej, como para protegernos de ellos.
    Hay métodos para protegerse de la radiaciones mas físicos, paños, blindajes de nuestra colchón o puesta a tierra de la cama -lugar donde residimos la mayor parte del tiempo. La electro-polución es una catástrofe nueva y los métodos deben también serlo ya que no se conocía ese tipo de daño en épocas pasadas http://empoweredsustenance.com/electropollution/
    Por hoy basta, Sdos

  • De las enfermedades aprendemos muchisimo, nos indica que hemos violentado alguna ley de la naturaleza y el resultado es la enfermedad. Generalmente la enfermedad empieza en nuestra mente y finaliza en el cuerpo fisico, tambien las hay de origen karmico.
    La enfermedad no es necesariamente mala ya que nos enseña a vivir correctamente de acuerdo a las leyes de la naturaleza.

  • Vamos a ver,,,ni todo es blanco ni todo es negro. La enfermedad evidentemente es un desquilibrio, nos enfermamos cuando nos alteramos y nos da una angina de pecho o una ulcera gástrica,,, pero también nos enfermamos cuando de alguna manera nos contagiamos de una gripe o de un virus del ébola. Por tanto hay enfermedades que nosotros mismos nos las causamos, por nuestra forma de vida, y otras que son causa de la intención de otros organismos de sobrevivir en nuestro cuerpo aunque ello nos cause la muerte. Es la vida deseosa de perpetuarse. No creo que haya que buscarle a toda costa una razón espiritual o kármica es esto. Saludos.

    • Discrepo de su opinión, pues considero que toda enfermedad tiene origen kármico. Por esta razón reencarnamos en hogares en los cuales compartimos genes que traen el gérmen de determinadas patologías, que se incorporan potencialmente a nuestro organismo físico, y si persistimos en los errores del pasado, se desarrollan. Si por el contrario, enderezamos el rumbo, quedan allí sin fuerza.

    • De primera tu breve comentario Federico, sobre todo porque creemos que nos somos lo mas importante en esta Tierra y si no fuera por las eucariotas ni jota..agrego unos contrapuntos porque la mayoria de las opiniones se centran en que las miles de posibilidades y variedades de enfermarnos gravemente nos “enseñan” -no hablo de caries o el dolorcito de la espalda, y realmente en su mayoria la gente no tiene idea de si porta algun virus, posee una enfermedad genetica que se le desarrollara en etapas de madurez -como al querido puma Rodriguez- o llanamente lo choca alguien y queda hemi, para, plejico etc.
      COn ese criterio que vengo leyendo, uno debia aprender y tener mas conciencia, lastima que de poco le servira en esta vida pues algunos colaboradores no entienden -o desconocen- que si tienes Alzhemier o un ACV y quedas limitado en tu funcioalidad NO hay muchas mas posibilidades de desarrollo evolutivo y te tienen que cuidar durante el resto de tu vida como un paciente grave, dandote de comer.
      ya se, diran que esa enfermedad es para que “aprendan” los que deben cuidar al enfermo 20 o 30 años,

      bien si lo consideran “enriquecedor y evolutivo” imagino que estan yendo a geriátricos o casas de retiro a ayudar voluntariamente a sobrellevar el sufrimiento humano de esas personas, las cuales en muchos casos ya no tienen parientes vivos
      no soy hipocrita pues hablo desde mi experiencia y conocimiento y solo puedo hablar de responsabilidad, no de aprendizaje. Alguno de los colaboradores tiene o tuvo una enfermedad grave realmente y puede compartir sus vivencias?? o tiene parientes que estan sobrellevando una y estan cercanos a ellos, ayudando y asistiendo, desearia escuchar sus comentarios. Gracias.

  • En un grado profundo, como es el emocional y a traves del dolor, la enfermedad enseña en un nivel de conciencia profundo y aprendemos y valoramos y ampliamos nuestra conciencia a tal grado que en este supuesto estado de vigilia ni siquiera nos damos cuenta, ese aprendizaje, esa enseñanza, ese valor aflora en el momento que sea requerido. Tan sencillo como cuando le indicamos a nuestro pequeño hijo que no toque esto o aquello ya que se puede quemar o causar dolor y de igual manera lo hace y comprueba que lo dicho era cierto, a este nivel se aprende y engrandece la conciencia.

  • No entiendo como se pueda considerar espiritual la enfermedad, y cómo será eso de que es por karma, cuando se sabe que los mismo gobiernos enferman intencionadamente a su población, la homosexualisan masivamente, y buscan el detrimento de todas las capacidades reales del ser humano.

    Si me queda claro, que si el ser humano desarrolla poderes espirituales, pueda controlar el mismo toda enfermedad, lo malo de eso, es que no veo ninguna persona con esa capacidad por ahi.

    • Debido a nuestro obrar contrario a la Divina Ley de causa y efecto en otras encarnaciones, renacemos en familias en cuyos genes están presentes los gérmenes de determinadas enfermedades, y estas están latentes en nosotros; y si proseguimos en nuestro obrar negativo, se desarrollan y hasta pueden ocasionar la muerte.
      Igualmente, el abuso o mal uso del alimento, los narcóticos, el alcohol, el tabaco, etc., van haciendo que nuestro cuerpo enferme, si no tomamos los correctivos necesarios.
      Todos tenemos la capacidad para autosanarnos, pero para ello debemos corregir nuestro obrar equivocado. Esto es, elegir bien lo que introducimos a nuestro organismo, no ingerir elementos nocivos, dejar de ser tan emotivos, y sobre todo, cuidar la forma como empleamos nuestro Verbo (palabra, pensamiento, imaginación, energía generadora).

  • un gran numero de enfermedades son causadas por nosotros mismos las famosas psicosomaticas, otras las podemos hacer que se desarrollen aun más o se detengan como el cáncer; dentro de nosotros mismo esta el poder controlarlas o dejar que avancen en nuestro cuerpo.

  • Es necesario haber vivido las enfermedades en carne propia o estarlas viviendo para preguntarles a la gente si han aprendido o están aprendiendo algo de esas enfermedades. Muchos aquí especulan y teorizan sobre lo que han leído. Hay varios autores como Louise Hays, Jacques Martel y otros que asocian las enfermedades con conductas, formas de relacionarse y actitudes (incluso heredadas de sus ancestros), pero no estoy muy seguro de esas cosas que considero hipótesis. Yo a mis 72 años en materia de males no soy lo que se llama una perita en dulce para un médico. Suponer que mi angina de pecho es por no sentirme suficientemente querido lo siento muy discutible. Primeramente porque hay una tendencia genética heredada de ascendencia paterna (en donde casi todos fallecieron por problemas cardiovasculares) y ojo! yo me crié con mi familia materna), segundo por que siempre fui muy amante de la buena comida y a veces en exceso, y tercero por que tuve una larga etapa desde los 18 años hasta los 43 en que consumí anfetaminas, fumé y tomé café para actuar sobreexcitado en mis estudios y en mi trabajo, para combatir mi natural pereza. Ese es el precio que pagué. En todo caso, lo que aprendí tardíamente es que no debía haber hecho nada de eso y vivir una vida más sana, que es lo que estoy haciendo desde mis 46 años. A los 65 años se me desarrolló la diabetes, quizás consecuencia de lo mismo y de una vida sedentaria, así como la artrosis en la columna. Lo interesante de los dolores en la columna y la cadera, que no me dejaban dormir en la noche, es que me apliqué a estudiar y traducir del inglés en gran escala cursos y libros enteros, lo cual me dejó un bagaje importante para dar mis clases. Mis dolores se aliviaron gracias a una doctorcita cubana (por entonces todavía estudiante) de un barrio adentro, que me tomó con tanto interés y preocupación, hasta dar con el tratamiento y rehabilitación adecuados para mi sufrimiento. Lo que aprendí en ese caso es el inmenso e imponderable valor de cuando un doctor asume a su paciente a conciencia hasta encontrarle solución a su problema. En mi familia materna son muy longevos, y mueren de enfermedades degenerativas a muy avanzada edad. Mi madre con un Alzheimer a los 98 años, una de las tías sigue viva con sus 101 años. Otras dos tías murieron casi pisando los cien años, una de cáncer en la médula, otra con una larga sucesión de siete ACV. ¿Qué podían aprender ellas de la enfermedad a esas edades? Bueno, de algo se tiene que morir uno. No nacimos para semilla.

  • La enferdad es un desequilibrio emocional que se produce en nuestro organismo or varias razones pueden ser mala alimentacion, problemas psiquicos , abusos o por karma.

    • El karma siempre es la causa. Los desequilibrios, la alimentación, los temas psíquicos, o cualquiera otro elemento, son sólo vehículos para que se manifieste el karma.

  • La enfermedad es la falta de alineamiento con el alma , por tanto estudiando por qué no estamos conectados con nuestra esencia, nos daremos cuenta que cada enfermedad indica qué aspecto de nuestra personalidad llega a afectar a alguno de los cuerpos (físico-etérico,emocional y mental).
    La enfermedad nos muestra el camino, qué aspectos debemos mejorar, que chakras alinear y es , en muchos casos , el agente de purificación y/o liberación. Es parte del proceso espiritual, hay que crucificar la materia para sutilizar los cuerpos.

  • Encarnar es sufrir. Enfermar, envejecer, morir. Al mundo físico se viene a pagar las consecuencias de acciones pasadas; Karma.
    Se puede optar por NO aprender, con riesgo a volver a cometer acciones que generen un las mismas consecuencias: Ley de recurrencia.
    Se puede optar por SI aprender, de esa manera haciendo conciente la causa y el efecto, se trasciende y evitamos acciones similares que provoquen ese tipo de sufrimientos.

    • Sufrir: Experimentar, vivenciar. Aclaro que podemos y debemos ser felices a pesar del sufrimiento que implica para el alma encarnar.
      Cuando el alma es consciente de que sufriendo crece, paga sus deudas, se libera del karma y aprende a que hacer daño de pensamiento, palabra u obra, contra cualquier cosa o ser, es hacerse daño a uno mismo, aprende que Amar, es amarse y darse paz etc.

  • NACEMOS CON UNA FECHA DE CADUCIDAD QUE NO CONOCEMOS, MOTIVO DEL USO DE ÉSTE VEHÍCULO QUE ES NUESTRO CUERPO, EL CUAL ES NUESTRA RESPONSABILIDAD CUIDARLO Y DARLE EL COMBUSTIBLE DE CALIDAD Y UN BUEN USO YA QUE NUESTRO CUERPO ES UN ORGANISMO MUY EFICIENTE PERO MUY DELICADO, COMO TODO VEHÍCULO HAY QUE ESTAR AL PENDIENTE DE ÉL. APRENDEMOS DE LAS ENFERMEDADES A TRAVÉS DEL REFLEJO DE NUESTROS SEMEJANTES Y EL USO QUE LE DAN A SUS CUERPOS SI LE DAN EL CUIDADO, EL MANTENIMIENTO Y EL ALIMENTO DE CALIDAD ( COMBUSTIBLE ).

  • Dos médicos alemanes serios y con mucha experiencia tratando enfermedades escriben una obra extraordinaria que recomiendo: LA ENFERMEDAD COMO CAMINO.

  • Solo hay una forma de ver la realidad y esa es alejando toda expectativa.

    Las expectativas serán inevitablemente truncadas pues son un reflejo falsario, una evidencia de utopías inconsistentes.

    Si aprecias el dolor atentamente encontrarás la evidencia de su enseñanza.

    El dolor evita las expectativas, te centra en el ahora. Es el maestro severo e innato a la vida.

    Si la vida es la experiencia del hábito de la transformación y toda mutación efectiva requiere de trance, ¿no es el dolor su consecuencia inevitable?

    ¿No sería recomendable vivir en la armonía de evidenciar una nueva perspectiva, que subyace bajo el velo de las falsas expectativas?

    ¿No es esa verdadera perspectiva la que brinda canalizar el trauma en armonía?

    Esa armonía es el arte de la evolución.

    Tenemos la bendición de poder asentir la lección del dolor y plegarnos a la grandeza de su enseñanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *